Aspectos tributarios costarricenses para pymes.

agosto 06, 2017

Hola amigos de Mercadeo al Chile, hoy les vamos a dar un poco de información sobre como se maneja el tema de impuestos en nuestra amada Costa Rica.

En Costa Rica, toda aquella persona física o jurídica que realice una actividad lucrativa, esta obligada a obligada a inscribirse en el Registro Único de Contribuyentes de la Dirección General de Tributación.

Para realizar la inscripción, es necesario llenar y presentar el formulario D-140 en cualquier Administración tributaria del país, o bien puedes hacer la inscripción de forma electrónica por Tribunet,

Una vez inscrito en Tribunet, debes crear tu usuario y contraseña en la plataforma ATV para poder declarar las obligaciones tributarias.

¿Como declaro y pago los impuestos?

El Impuesto sobre la renta: la actividad económica realizada desde el 1º de octubre de un año hasta el 30 de setiembre del siguiente, debe declararse una vez al año y pagar el impuesto sobre la renta que resulte, a más tardar el 15 de diciembre de cada año. La declaración y el pago del impuesto se realiza mediante el formulario D-101 “Declaración Jurada del Impuesto sobre la Renta”. Otras obligaciones tributarias relacionadas con este impuesto son las siguientes:

a) A partir del segundo año de operación debe efectuar pagos parciales de este impuesto. 

b) Cuando pague o acredite rentas afectas a este impuesto, debe retener la suma que corresponda según el tipo de pago que realice, y pagarlo en los siguientes quince días del mes siguiente al que los practicó. 

c) Debe presentar declaraciones informativas para suministrar información de trascendencia tributaria, con la periodicidad que le sea solicitado por la Administración Tributaria. 

El Impuesto General sobre las Ventas: Es un impuesto que recae sobre el valor agregado en la venta de mercancías y en la prestación de algunos servicios específicamente indicados en la Ley No. 6826 del 8 de noviembre de 1982 y sus reformas.

La suma del impuesto cobrado por las ventas de bienes o servicios gravados de cada mes, debe ser declarada y pagada dentro de los primeros quince días naturales del mes siguiente, mediante el formulario denominado D-104 “Declaración Jurada del Impuesto General sobre las Ventas-Sistema Tradicional”.

El Régimen de Tributación Simplificada: Este régimen es una opción sencilla para que los pequeños contribuyentes cumplan con los deberes tributarios, simplificando sus obligaciones y su contabilidad. Es de acceso voluntario, pero aplica solo para ciertas actividades económicas tales como bares, bazares, pulperías, tiendas y panaderías, entre otros.

Se debe cumplir los requisitos definidos por decreto:

El monto de compras anuales, no debe ser superior a ciento cincuenta salarios base incluyendo el impuesto sobre las ventas.


En el caso de los “Pescadores artesanales en pequeña escala” y los “Pescadores artesanales medios”, el monto de las compras por concepto de gasolina y diesel respectivamente, no puede exceder de tres millones y medio.


Cuando se trate de transporte mediante la modalidad de taxi, la cantidad de vehículos dedicados a la actividad no debe superar una unidad.


Aparte del contribuyente, el negocio debe contar con un máximo de cinco empleados, independientemente del tipo de relación que exista entre éstos y el contribuyente.


La actividad no debe tener su origen en la explotación de una franquicia, marca, nombre comercial, o ser negociante exclusivo de otro ente económico o que la misma persona mantenga más de un establecimiento abierto al público, dedicados a cualquiera de las actividades cubiertas por este régimen.


Las actividades incluidas en el régimen pueden ser desarrolladas en forma independiente o combinadas entre sí, pero no combinadas con otras no contempladas en este régimen.


El valor de los activos fijos utilizados en la explotación de la actividad, no puede superar los 350 salarios base.


El obligado que opte por este régimen tiene las siguientes obligaciones:


Conservar comprobantes de sus compras.

Mantener la constancia de inscripción y el distintivo con sus datos identificativos que le entregará la Administración Tributaria, en un lugar visible del establecimiento.

Presentar declaraciones informativas cuando corresponda.

Llevar un libro de “Registro de compras” en el que se anoten los valores de las facturas de compras de mercancías, materiales y suministros destinados a la elaboración de productos o a la prestación de servicios.

El impuesto determinado de renta y/o ventas debe ser declarado y presentado trimestralmente mediante el formulario D-105 “Declaración Jurada del Régimen de Tributación Simplificada” R o V respectivamente, en los meses de enero, abril, julio y octubre. 

IMPORTANTE: el pago de las obligaciones indicadas anteriormente se efectúa mediante el sistema de conectividad directamente en los sitios web de las entidades financieras autorizadas o en sus cajas con solo indicar el número de identificación del contribuyente e indicar impuesto por pagar. 


Aunque no tenga impuesto por pagar, siempre se deben presentar las declaraciones indicadas


No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.